Por La Vaca

30/05/2017

Conocer el lado más sensible y humano de mis estudiantes

Francisco Javier Pérez, Profesional de Enseña por México

En el Bachillerato EMSAD: “José Vasconcelos”, las sesiones dia Comunidad se han convertido en un espacio de diálogo y reflexión que permite a la comunidad educativa intercambiar ideas y reflexionar, con la finalidad de construir y tejer conocimientos colectivos que ayuden a ampliar su visión sobre los retos y problemáticas que enfrentan sus comunidades.

Es increíble lo que los estudiantes hacen que suceda en estos espacios, pues realmente externan y comparten su sentir, lo cual promueve un ambiente de confianza, inclusión e integración. Es así, como gracias a la metodología dia Comunidad he podido conocer el lado más sensible y humano de mis alumnos, ya que en una clase tradicional es mucho más complicado poder conocerlos.

Por otra parte, la preparación del espacio y las normas de convivencia han generado un ambiente óptimo de participación, motivándolos a que comuniquen y compartan sus opiniones e ideas con seguridad y sin temor a ser juzgados por decir lo que sienten y piensan.

Esta es una de nuestras intenciones: desarrollar habilidades comunicativas, socioemocionales y reflexivas para crear un sentido de comunidad, con el objetivo de que piensen de manera sistémica en las problemáticas que enfrentan y generen soluciones para superarlas.

Al finalizar cada sesión se crean compromisos inmediatos para comenzar a aplicarlos. De esta forma los estudiantes comienzan a impactar en sus comunidades, ya que al reflexionar personalmente y colectivamente, amplían su visión para entender mejor las problemáticas sociales y tienen más elementos para enfrentarlas asertiva y creativamente.

Por último, me alegra presenciar y ser parte de este crecimiento integral de mis estudiantes.