Loading...

Déjame acompañarte

Una vez más la metodología dia hace presencia, abriendo espacios para la escucha, el diálogo y el aprendizaje; esta vez en el Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas. Una institución con casi 300 años de historia, patrimonio cultural del Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

En octubre del año pasado, dos grupos de maestros tomaron el curso de formación en la metodología dia, nivel Sensibilización. El siguiente paso en su trayecto formativo fue darle forma a lo aprendido en el curso, dentro de sus aulas a través de la práctica con sus alumnos. La práctica es un momento crucial en el desarrollo del maestro como mediador. Es durante las sesiones donde se va gestando poco a poco una transformación sutil y trascendente, en la que alumnos y maestros crecen y aprenden juntos.

 

Soy la responsable de llevar el seguimiento del trayecto formativo de los maestros de este hermoso colegio. Mi labor consiste en ofrecerles el apoyo necesario para que fortalezcan sus logros y descubran sus áreas de oportunidad. Es una tarea en la que aprendo, como ellos, continuamente. Como dice Fritz Perls, "aprender es descubrir que algo es posible".  

 

El dia hace posible la construcción de una comunidad que estrecha vínculos, que aprende a aprender, al dialogar con respeto y al decir su palabra. Y cuando los niños y jóvenes dicen su palabra se dan cuenta que existen diferentes formas de mirar la vida y que todas son valiosas en un mundo en el que la diversidad nos permite ampliar nuestro entendimiento del mundo.

 

Observar y retroalimentar a los maestros durante sus sesiones es una de las tareas que hago para acompañarlos en su proceso. Hace algunos días observé seis sesiones dia con alumnos de primaria, al llegar al salón, la maestra me recibe amablemente con una sonrisa: “Estoy muy nerviosa”; yo le respondo con un gesto afectuoso, le agradezco su valioso tiempo y su compromiso: “No tienes nada de que preocuparte, vengo a apoyarte”. Algo parecido sucedió con otras maestras que de alguna manera, sentían mi presencia como la de alguien cuya misión era “vigilar”.

 

Nada más alejado de la verdadera misión de un coach dia, ya que nuestra responsabilidad consiste en co-crear con los maestros y ser para ellos una mirada externa, —amable y constructiva— que les permita identificar sus logros y sus retos, a través de un ejercicio de autoconocimiento y autovaloración, y búsqueda conjunta de alternativas para mejorar su mediación. Las clases que observé fueron excelentes, la constante fue la participación entusiasta de los niños y la entrega de las maestras.

Una de las formas de cerrar una sesión dia es pedir a los alumnos que propongan un título para la obra que observaron. Si yo le pusiera un título a la conversación que tuve con las maestras del Colegio Vizcaínas, sería, “Déjame acompañarte”.

 

Tags




Acerca de

La Vaca Independiente es una empresa social de innovación educativa, cultura y desarrollo humano fundada en 1992 por Claudia Madrazo.

Nosotros→

Contáctanos
Email: contacto@lavaca.edu.mx
Teléfono: +5255 5276 8301/8300


Síguenos
Próximos Eventos