Por Estephanie González

21/08/2015

El desarrollo de habilidades comunicativas y cognitivas en las sesiones dia

No importa si se es grande o pequeño, todos los participantes de las sesiones dia, en mayor o menor medida, desarrollan cuatro áreas de habilidades: comunicativa, cognitiva, afectiva y social. Pero, ¿te has preguntado en qué notamos que efectivamente se desarrollen estas áreas? Mejor aún, ¿Cuáles son los beneficios concretos? En esta primer entrega compartimos contigo los hallazgos que a lo largo de más de 15 de años de implementación y con base en distintas investigaciones hemos descubierto en torno a los beneficios que observamos en el área comunicativa y cognitiva.

 

Área comunicativa

  • Adquisición de vocabulario. Al principio,  cuando el alumno nombra los elementos de la imagen, el vocabulario suele ser limitado, pero a partir de escuchar a los demás integra otros conceptos, significados, sinónimos y uso de las palabras. De manera grupal se enriquece el lenguaje.
  • Mejor articulación fonética. Existe una tendencia a expresarse de forma errática e imprecisa, pero al practicar las habilidades verbales se logra una mejor articulación fonética, la estructuración correcta de frases y mayor soltura para comunicarse de manera oral.
  • Expresión estructurada de ideas. Los alumnos mejoran paulatinamente sus comentarios, al inicio sus descripciones y narraciones son simples y desestructuradas, posteriormente son más complejas y elaboradas.
  • Escritura creativa. Las habilidades de descripción y narración se ven impulsadas gracias a la mediación y riqueza visual de las obras de arte, este avance es más notorio cuando se expresan por escrito en su cuaderno dia.

 

Área cognitiva

  • Pensamiento exploratorio y sistemático. De pensamientos concretos, centrados en los elementos de las obras y en la asociación simple de ideas se pasa a pensamientos abstractos. A través del tiempo el alumno se vuelve capaz de establecer inferencias, deducciones, causas, consecuencias e interpretaciones. En este sentido, el contenido de sus ideas pasa de lo simple a lo complejo.
  • Atención y concentración, observación y percepción. La nobleza de las obras de arte nos permite captar de manera inmediata la atención y si a esto agregamos la intervención del mediador, los alumnos logran adentrarse cada vez más en los detalles de la imagen y escuchar atentamente a sus compañeros. Además, su habilidad para observar, va de una percepción fragmentada a lograr captar la totalidad y el sentido global de la obra.
  • Identificación, comparación, categorización y argumentación. La clase dia presenta una excelente oportunidad para poner en práctica la identificación, categorización y conceptualización a partir de lo que se observa. Las situaciones planteadas en las imágenes provocan la interpretación espontánea por parte de los alumnos, que se potencia gracias a la oportuna intervención del mediador en busca de argumentos y evidencias que sirvan para sostener sus inferencias.

 

¿Descubriste algo nuevo?

¿Has experimentado en una sesión dia lo que describimos?

¡Compártenos tu experiencia!

 

En nuestra siguiente entrega, hablaremos sobre los beneficios que se dan en el área afectiva y social.