Por Maria Felix

07/09/2017

El juego para energetizar al grupo

Un espacio de gran relevancia tanto para el mediador como para los participantes es el inicio de la sesión.  En una ocasión, muy temprano me tocaba dar sesión dia y lo que necesitaba era llenar de energía al grupo de adolescentes, que por lo regular llegaban dormidos. Ante esta situación decidí implementar un pequeño juego que involucraba gimnasia cerebral a través de números y letras.

Al llegar al aula, los adolescentes recibieron muy entusiasmados la noticia de que iniciaríamos con un juego nuestro primer momento de la sesión, fue divertido y despertaron sus sentidos. De esta forma la sesión continuó con más energía y con adolescentes atentos a lo que estábamos observando.

Esta experiencia me deja claro que el juego puede ser una excelente estrategia para orientar al grupo hacia la intención de la sesión.