Por Cristina Díaz

18/08/2017

Pijamada literaria

En las alas de los libros está escrita la sabiduría de la humanidad

Airam Zaid

Los libros y la lectura parecen formar parte de un mundo que tan lejano y distante de los niños y jóvenes, porque lo ven y perciben como algo aburrido, inerte, sin vida, impuesto, una ventana muy cuadrada y siempre con la misma forma. Sin embargo, la lectura es una puerta a mundos reales e imaginarios, donde se recrean una serie de personajes que nos hacen sentir y vivir un sinfín de momentos de magia, encanto, amor, dolor y enojo porque los conectamos con nuestra experiencia y nuestro sentir.

Leer con nuestros hijos, con nuestros alumnos debe ser un acto sistemático, permitiéndonos compartir y disfrutar de los textos para tener un encuentro donde el autor nos manifiesta a sus personajes, una historia que nos hace vibrar e imaginar cada paso para ir tejiendo y prediciendo algunos de los acontecimientos. Desarrollar una sensibilidad para interpretar y aprender de las historias que quedan grabadas en el corazón para después irradiar esos aprendizajes a nuestro día a día.

 

Una lectura activa nos ayuda a generar relaciones más humanas y sin duda favorecemos una serie de habilidades para la vida, a ser empáticos, a tener una percepción del mundo más amplia, enriquecer la forma en que nombramos la existencia.

 

Te comparto una estrategia de una maestra de San Luis Potosí que nos parece muy creativa que se llama Pijama Literaria, esperamos te dé algunas ideas para llevarla a cabo.

 

Propósito: Fomentar la lectura, para contribuir en la convivencia entre compañeros.

 

Materiales:

  • Venir en pijama

  • Libro favorito

  • Cobija pequeña

  • Muñeco favorito

  • Almohada

  • Lunch para compartir

 

Actividades a realizar:

  • Bienvenida por el docente o practicante del grupo.

  • Mostrar el nombre del libro, preguntar ¿De qué tratará?

  • Leer entre todos los párrafos

  • Dibujar lo que más les gusta de su libro favorito

  • Compartir audicuentos con títeres

  • Compartir experiencias sobre ¿Cómo se sintieron? ¿Qué les gustó? ¿Qué aprendieron?

  • Intercambiar lunch

Con esta experiencia se genera un espacio de confianza, seguridad y risas.