Por Gabriela Barbeytto

12/04/2017

Practica la escucha activa

Uno de nuestros puntos de partida cuando compartimos la metodología dia, es invitar a los participantes a escuchar activa y conscientemente. ¿Cómo? Tomando en cuenta tres elementos esenciales:

1. Dirigir el cuerpo y la mirada en dirección al interlocutor.

2. Poner en pausa los pensamientos, de tal manera, que estén totalmente presentes para el otro.

3. Evitar los juicios ante lo que se me comunica.

Pareciera sencillo, sí, pero cuando invitamos a poner en práctica estos elementos, es cuando “caen los veintes” sobre la dificultad real para escuchar activamente. Por lo menos, esas fueron algunas de las conclusiones a las que llegaron un grupo de docentes con los que tuve la oportunidad de trabajar recientemente.