Por Cathy Maurer

07/06/2017

Ser prosocial

Hay diferentes maneras de mostrar una actitud prosocial: una es la que ayuda a las personas dándoles lo que necesitan y la otra es la que promueve en ellas la búsqueda del bienestar mediante su propio desarrollo.

Ambas son relevantes y, en su momento, cada una resuelve situaciones diferentes. Cuando existe una necesidad imperiosa ante un desastre o una epidemia, la ayuda resuelve muchas carencias, sin embargo, cuando esta se hace costumbre, inhibe la búsqueda del desarrollo de las personas.

La ayuda que promueve el desarrollo humano, fomenta en los individuos la actitud de resolver sus necesidades por ellos mismos, sin esperar que venga alguien a solucionar su vida. Un ejemplo de esto es el del Padre Pedro, un argentino que viajó a Madagascar en donde ha trabajado con las comunidades más desprotegidas de ese país, enseñándoles a construir, a practicar el fútbol, a cultivar, a alimentarse correctamente para lograr un mayor grado de bienestar y, con ello, ha logrado incrementar su índice de desarrollo humano.

Sin demeritar ninguna de las formas de actitud prosocial, ¿cuál de las dos elegirías?