Por Maria Felix

07/09/2017

Trascender el aprendizaje a través del juego

Durante una sesión dia, padres e hijos fueron los participantes de un diálogo que giró en torno a los sentidos, las frutas y las sensaciones. Sus intervenciones fueron enriqueciendo el conocimiento colectivo que se estaba construyendo en ese momento, lo que se reflejó en los organizadores visuales que le fueron dando categorías a sus palabras.

 

Un momento vital, fue el espacio del cierre de la sesión. La indicación fue diseñar con plastilina su fruta favorita y pasarla a presentar; las reacciones de los niños fueron de diversión, sin embargo para los padres de familia fue de sorpresa y duda ante lo que debían hacer.

 

El proceso para diseñar su fruta fue toda una experiencia que puso en juego su creatividad, en donde además los padres de familia reconocían el trabajo de sus hijos y los hijos el de sus padres. Durante el proceso, fue evidente el entusiasmo por crear y en la presentación cada participante creó una narrativa sobre su fruta a través de la cual todos compartieron su alegría de disfrutar su fruta favorita a través de su propia experiencia.