Por Tania Aviña

18/08/2017

Un espacio para escuchar y sentirse escuchados

Hoy y siempre, ser padres constituye una oportunidad que da la vida para descubrir la capacidad de amar en el sentido más profundo. Ese sentimiento puede ser el motor para mirarse a uno mismo y replantearse el modo de pensar, actuar y sentir, siempre en busca del bienestar de los hijos y el crecimiento personal, de pareja y familiar. En la actualidad existe la posibilidad de tomar la decisión de ser padres en forma consciente y voluntaria, lo que permite comprometerse de manera responsable con los retos que esto implica.

 

Ser padres hoy demanda un despertar de la conciencia, una reflexión profunda sobre la misión como educadores y formadores de los hijos, así como la voluntad necesaria para llevar a cabo el trabajo personal y emprender las acciones que se requieran.

 

Una solución práctica y accesible para instituciones educativas interesadas en el tema es la apertura de los espacios de reflexión grupal de Consejo de padres, donde se invite a sus miembros a compartir vivencias, experiencias y saberes; donde se les permita escuchar y sentirse escuchados y acompañados; donde se les ayude a aclarar e incrementar sus conocimientos, de modo que generen alternativas de acción para disfrutar y desempeñar mejor su misión como padres, con una visión más clara según sus propias creencias y valores.


El Consejo de padres dia ofrece respuestas a la realidad actual, al crear un espacio dentro de la escuela en el que sus miembros reflexionan juntos sobre las prácticas de crianza, además de recibir información que amplía su comprensión y visión y les ofrece sugerencias concretas para acompañar a los hijos durante su desarrollo.